Paseando por el centro de Valencia he encontrado este cartel con el típico mensaje anunciando que el negocio en cuestión se ha trasladado a otra dirección.
Hasta aquí, nada de particular, pero si nos fijamos en el plano que acompaña al texto, veremos que se trata de una captura de pantalla de Google Maps.
Puede que parezca algo intranscendente pero yo pienso que pueden sacarse un par de conclusiones interesantes.

En tiempos de crisis, lo simple, si bueno (y gratis): 2 veces bueno! Dicho de otra manera, no es momento para dispendios innecesarios, así que, por qué pagar a un diseñador gráfico si podemos usar un servicio como Google Maps que es sencillo de usar y gratuito?
Además, su simplicidad lo hace fácilmente reconocible por lo que lejos de resultar «cutre», el anunciante se apropia de características intrínsecas a Google: modernos y tecnológicamente avanzados… quién da más!

Por otro lado, es curioso comprobar que la distancia entre nuestra vida «virtual» (los usos y costumbres que hasta ahora practicábamos exclusivamente cuando navegábamos por internet) y nuestra vida «real» se ha acortado mucho en los últimos tiempos, hasta el punto de que las barreras que las separaban son ahora difusas, y esto hace que nos parezca perfectamente normal ver un cartel como este, con el típico pixelado del monitor decorando un cartel en la calle.
Internet ya no está sólo en el ordenador de nuestro despacho. Está en el portátil de casa y en nuestro bolsillo a través del teléfono móvil (desde el que, por cierto, estoy escribiendo este post). Está presente en la tele en infinidad de programas. En anuncios de prensa y radio… En definitiva, forma una parte importante de nuestras vidas, que ya no se entenderían sin Internet.

… y ahora voy a seguir viendo Sweeney Todd! ;o)