© Flickr / kevinzhengli

En el post anterior señalamos algunos de los beneficios de usar Internet como canal publicitario en las PYMES frente a medios en los que la comunicación es unidireccional.

Son muchos los expertos que desde hace tiempo han resaltado estas ventajas (dicho de otra manera: no  hemos descubierto vida en Marte!), sin embargo desde nuestra agencia creemos que pensar en Internet únicamente como canal publicitario es dejar de lado un montón de herramientas con las que podemos aportar mejoras en nuestra empresa.

Tu nueva web puede debe ser mucha más que publicidad.

Cuando desarrollamos un proyecto de Internet para un cliente nos gusta conocer tanto las ideas que tiene sobre su nueva web como el sector industrial en el que se mueven, su forma de trabajo, el modelo de negocio que utilizan, sus procesos actuales de comunicación internos, etc.

Desde nuestra experiencia podemos ayudar a nuestros clientes más allá del proyecto básico (crear una web o mejorar la actual), proponiendo mejoras sobre algunos de los siguientes puntos:

  • CRM y SRM (Customer/Supplier Relationship Management o Control de la Relación con los Clientes y Proveedores): puede mejorarse de forma exponencial mediante el uso de software específico a través de tu web
  • Redes sociales, Web 2.0 y Reputación online: todavía muchas empresas desconocen que deben procurar llegar a sus clientes potenciales ahí donde estén. Debemos trabajar nuestra web desde fuera de nuestra web.
  • Blog, Twitter y Reputación online: por que sólo son interesantes los links de calidad.
  • Newsletter: informar a quien quiere ser informado (lee de nuevo el título del post anterior)
  • Venta online: más allá de poner los productos online debemos ofrecer a nuestro cliente estrategias nuevas que permitan aumentar las ventas y fidelizar al cliente.

Un ejemplo sencillo: facilita tu catálogo desde tu web de forma atractiva y práctica (ve más allá del simple PDF!). La próxima temporada imprime menos catálogos, ahorrarás una pasta y podrás decir que te has apuntado al marketing verde!

En definitiva se trata de buscar situaciones en donde el uso adecuado de Internet en la empresa puede redundar en ahorro de costes, aumento de facturación, mejora de servicios con los clientes o proveedores e incluso de los propios procesos productivos en la empresa.