Usar en nuestra web fotografías (y otras obras) realizadas por otros es posible, legal y sencillo.

Sólo debemos seguir unos consejos prácticos que nos evitarán meternos en problemas.

Lo primero que debemos hacer es entender los principios básicos de un tipo de derecho sobre los trabajos creativos conocido como Creative Commons (abreviado CC).

Tal y como se indica en su web, las obras bajo una licencia Creative Commons no significa que no tengan copyright. Este tipo de licencias ofrecen algunos derechos a terceras personas bajo ciertas condiciones.

Las 4 condiciones son las siguientes:

  1. Reconocimiento (Attribution): En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia hará falta reconocer la autoría.
  2. No Comercial (Non commercial): La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales.
  3. Sin obras derivadas (No Derivate Works): La autorización para explotar la obra no incluye la transformación para crear una obra derivada.
  4. Compartir Igual (Share alike): La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.

La combinación de estas 4 condiciones genera los 6 tipos de licencia CC existentes:

by Reconocimiento (by): Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo una finalidad comercial, así como la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción.
by-ncReconocimiento – NoComercial (by-nc): Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga un uso comercial. Tampoco se puede utilizar la obra original con finalidades comerciales.
by-nc-saReconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
by-nc-ndReconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd): No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.
by-saReconocimiento – CompartirIgual (by-sa): Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.
by-ndReconocimiento – SinObraDerivada (by-nd): Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas.

“Menudo rollo te has marcado!”… vale, lo reconozco. Supongo que hablar de derechos de autor sin caer en el tedio es difícil, así que lo mejor es resumir el tema en un sencillo consejo: puedes usar cualquier obra inscrita como CC siempre que respetes las condiciones marcadas por su autor.
“Si, vale, pero como narices hago para buscar y usar fotos en mi web?”… lo más típico es visitar Flickr y hacer una búsqueda avanzada poniendo que localice sólo obras del tipo CC. Si tu web está hecha con un CMS actual (Content Management System) todavía lo tienes más fácil, ya que existen plugins para hacer automatizar este proceso e insertar las imágenes en tan sólo un par de clics.

Así es como he puesto la imagen de este post, usando el práctico Photo Dropper para WP.